La importancia de una transparencia eficaz en los ayuntamientos

La importancia de una transparencia eficaz en los ayuntamientos

En la actualidad, y en el marco de la agenda 2030, alcanzar niveles óptimos de transparencia se ha convertido en uno de los objetivos fundamentales en administraciones de todo el mundo. En España, encontramos que tanto la ley como la ciudadanía y organizaciones no gubernamentales, elevan la transparencia a niveles cada vez más exigentes. Y en este contexto las administraciones públicas no deben quedarse atrás.

La ley de transparencia en las administraciones locales

En España, desde 2013, contamos con la Ley 19/2013 de Transparencia, acceso a la Información Pública y Buen Gobierno. Se trata de una norma que tiene como objetivo reforzar el derecho de los ciudadanos a acceder a la información sobre actividades públicas.

Dicha ley, por tanto, obliga a los ayuntamientos a cumplir con ciertos parámetros de transparencia. Pero más allá del cumplimiento (o no) de dicha ley; en CITIX, nos preocupa hasta qué punto los habitantes perciben dicha transparencia en sus municipios. Y es que la transparencia no es únicamente una obligación por parte de las administraciones, sino de un derecho de la ciudadanía; toda persona tiene derecho a saber qué se cuece en las administraciones públicas.

Cómo valoran los ciudadanos la transparencia en sus municipios

Según los resultados CITIX de 2018, los ciudadanos españoles valoraron con un 5,29 la transparencia en sus municipios. Este resultado se posiciona como uno de los aspectos peor valorados de la gestión municipal; sólo por delante de la gestión del tráfico y aparcamiento, la gestión del medioambiente y el estado de conservación de los espacios públicos.

Es que, al final, no es tanto cumplir con la normativa lo que más preocupa, sino conseguir que los ciudadanos perciban realmente dicha transparencia.

Un ejemplo claro. En la práctica la brecha digital que afecta a los ayuntamientos más pequeños, junto a la falta de presupuesto, les coloca por detrás en cuando a niveles de transparencia. Sólo en Galicia, según el informe de Transparencia de Red Localis, un 22% de los concellos no contaban (en 2017), con una herramienta de transparencia, y estos son, en su mayoría, los ayuntamientos de menor tamaño. Sin embargo, en CITIX, encontramos que la percepción de la transparencia tiende a ser más positiva cuanto más pequeñas son las ciudades.

¿Qué significa esto? Probablemente, en los ayuntamientos más pequeños, donde la corporación municipal es también más pequeña, los vecinos tienden a confiar más, puesto que sus representantes son más cercanos o incluso conocidos para ellos. Por tanto, no siempre se trata de tener el mejor sistema de transparencia, sino de saber encontrar el que resulte más efectivo en cada municipio.

Transparencia y confianza: la relación entre gobierno y ciudadanía

Siempre es positivo (además de ser de obligado cumplimiento), apostar por la transparencia en las administraciones locales. Además, sirve para mejorar la relación entre gobierno y ciudadanía. Existe una clara relación entre transparencia y confianza; a mayor transparencia, mayor será la confianza depositada por parte de la ciudadanía.

Por tanto, los sistemas de transparencia son necesarios. Facilitar al ciudadano el acceso a la información pública ayuda a prevenir la corrupción y mejora la confianza de la ciudadanía.

La transparencia se convierte así en uno de los principales aspectos en los que un ayuntamiento debe trabajar en aras de mejorar la relación entre administración y ciudadanía. Eso sí, cada ayuntamiento es un mundo, y se trata de encontrar el que mejor se ajuste a cada localidad. Analizar la percepción de los ciudadanos y su satisfacción con respecto a la gestión municipal, sin duda, ayuda a detectar problemas y encontrar las soluciones más eficaces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *