Comunidades virtuales y «democracia por sorteo»

Comunidades virtuales y «democracia por sorteo»

Gracias a los avances tecnológicos, los gobiernos disponen cada vez de más herramientas innovadoras. Estas soluciones facilitan la participación e involucran a los ciudadanos. Y es que la finalidad última es mejorar la experiencia de los ciudadanos y los servicios públicos. Un buen ejemplo de estas nuevas herramientas y metodologías es la denominada «democracia por sorteo».

La democracia por sorteo

Se trata de un paso más para avanzar en el Gobierno Abierto y la participación ciudadana. Ya que permite a la ciudadanía la posibilidad de formar parte del diseño de las políticas públicas. Consiste en agrupar una selección aleatoria y representativa de ciudadanos para debatir y trabajar sobre determinados aspectos.

Comunidades virtuales de STIGA CX y WAT

Es la adaptación al sector público de algo que se lleva haciendo algún tiempo en el sector privado. A través de comunidades virtuales, las empresas trabajan junto a un grupo representativo de consumidores, para optimizar los productos y servicios. El objetivo, en ese caso, es mejorar la Experiencia de Cliente.

Aplicando en el ámbito municipal las comunidades virtuales se implantaría un novedoso sistema de ‘democracia por sorteo’. A través del cual poder mejorar las ciudades. La comunidad virtual de ciudadanos estaría formada por un grupo de vecinos representativo. Seleccionado aleatoriamente según tramos de edad, sexos, ideología, nivel cultural, socio-económico …

La comunidad virtual de ciudadanos formará parte del diseño de las políticas públicas. Las opciones son innumerables.  Desde cómo arreglar un parque, escoger entre varias alternativas de un proyecto de rehabilitación; hasta generar ideas para mejorar las oficinas de atención ciudadana. El objetivo final es a través de la co-creación con los vecinos mejorar la Experiencia del Ciudadano.

Los antecedentes 

Encontramos que este tipo de herramientas ya se ha utilizado en Canadá o Australia. Estos países han llevado a cabo iniciativas de participación directa con muy buenos resultados. También hay ejemplos similares en Europa, como Le grand débat National en Francia, o el sistema Involve en Inglaterra.

En España

En el ámbito municipal, Madrid ha empezado a avanzar también en esta línea. El pleno del ayuntamiento ha aprobado ‘El observatorio de la Ciudad’. Un área de participación ciudadana, transparencia y gobierno abierto formado por 49 vecinos de la capital elegidos al azar. Los seleccionados realizarán propuestas de mejora, propondrán la convocatoria de consultas ciudadanas y realizarán un seguimiento de la acción municipal.

Arantxa Mendiharat, profesional especializada en la Democracia por sorteo, decía en una entrevista con eldiario.es: «Hoy en día el ciudadano de a pie no tiene espacio para participar porque lo acaparan los políticos y la ciudadanía organizada. La democracia por sorteo otorga un espacio activo a esas personas».

Desde CITIX BY STIGA estamos convencidos que la aplicación de sistemas de «democracia por sorteo» a través de comunidades virtuales ayudarán a mejorar los servicios públicos. Nuestra experiencia aplicando en el sector privado servicios como ExperienceLab nos confirma que co-crear y poner a las personas en el centro de las decisiones es siempre un acierto. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *